Home

 

“La abstención de oro socialista y los 7 acuerdos fundamentales”

En esta delicada situación, de batir nuestro propio record en los peores resultados de la democracia en seis meses, los únicos responsables somos nosotros, los socialistas, por no tener una posición indubitada y consistente ante los problemas de nuestra gente, cuando somos una cosa y hacemos la contraria, los ciudadanos no nos reconocen. Podría poner encima de la mesa cientos de ejemplos y evidencias, pero estas líneas no son para eso. El resultado del 26J se nos ha mostrado a los socialistas para hacernos pensar, y que ante unas terceras elecciones los resultados podría ser aún peor para nosotros. La gente nos ha mandado al rincón de pensar. A partir de aquí, entre todos, tenemos que conseguir una salida a esta endiablada situación de ingobernabilidad, como un amigo mío diría, a los socialistas nos dan a elegir entre “muerte o piano”. Antes de profundizar en dicha dicotomía, hay varias premisas de las que debemos partir tras el 26J y que nos puede ayudar a tomar una decisión:

1.- El PSOE no ha ganado las elecciones, y es más que discutible que seamos hegemónicos en la izquierda. Lo que es cierto es que somos la segunda fuerza de este país, gracias a los socialistas de corazón que una vez más, pese a no convencerles, han preferido apoyarnos a que se cumplieran las encuestas. Esto nos tiene que hacer reflexionar y tomar profundas decisiones, más aún ante el hecho de no haber ganado en ninguna Comunidad Autónoma, y en solo tres provincias de toda España. Dicho resultado, hace inviable que el PSOE se vuelva a aventurar a la conformación de Gobierno, con apenas 84 u 85 escaños, dado que dicha estrategia de emular a dirigentes del pasado concurriendo a la investidura, no ha dado el resultado esperado por los estrategas de Ferraz. Por muy bien que lo haga un dirigente, si no genera fiabilidad o confianza, solo queda abrir un proceso de recambio, lo suficientemente serio y con la tranquilidad requerida, para no volver a equivocarnos.

 2.- El resultado de las elecciones, arroja que el bloque formado por Partido Popular y Ciudadanos sumaría más escaños que el bloque formado por PSOE y UP (Unidos Podemos), con lo cual, el resultado de las urnas es claro, la gente quiere que gobierne el PP, aunque no confía lo suficiente para darle una mayoría absoluta, sobre todos tras su pasado más cercano, véase las “Gürtel” y “Púnica”, “recortes en Educación y Sanidad”, “contabilidad B” y “sobre sueldos”, “se fuerte”, “Cañete y su mujer”, “el asunto Soria y los papeles de Panamá”, “asunto Bankia”, “asunto imputación del PP y estar bajo fianza” entre muchos otros asuntos. Si los ciudadanos no le han dado al PP dicha confianza para que gobierne en solitario, no se nos puede pedir a los socialistas que le ayudemos a continuar por la senda de austericidio, más aún, cuando se permite rescatar a los bancos y no a la gente.

3.- La deriva independentista Catalana, condiciona sobremanera la formación del actual gobierno de España. Si el apoyo de los nacionalistas catalanes con anterioridad no había supuesto un problema, es más, en ocasiones supuso la solución a la gobernabilidad. Ahora el precio de la misma supone un referéndum de autodeterminación, imposible o problemático tanto legal como constitucionalmente. En una situación de normalidad, sin el desafío soberanista encima de la mesa, el PP tendría margen de maniobra en el arco parlamentario. Si analizamos las posibilidades del PP para recabar apoyos parlamentarios, sin generar un problema para la unidad de España, se reduce al más que difícil posible respaldo del PNV, Ciudadanos, y Coalición Canarias. Todo ello, pasando por el veto de Ciudadanos a Rajoy, y contando que el PNV no se tire al monte y pida también un referéndum de autodeterminación.  Partiendo de la ficción de pasar por alto o incluso superar los problemas anteriores, aún faltaría un escaño que apoyara o se abstuviera para  formar gobierno. Y muchos piensan que deberíamos aportarlos los socialistas, seguro que hay muchos argumentos para ello, pero los socialistas no queremos ni podemos apoyar al PP para que continúe otros cuatro años con la política del dolor y el austericidio. A los socialistas, si se nos pone ante la ficción de elegir entre España y los españoles, decimos que no puede existir, una cosa sin la otra.

Ante esta situación de bloqueo de gobierno, una solución hay que buscar para evitar unas bochornosas terceras elecciones. Se necesita una gran dosis de liderazgo y en política se suele fallar tanto en el diagnostico como en la implementación de las soluciones. El primero ya lo hemos realizado y podríamos resumirlo en palabras de  Antonio Garrigues:

” Así que, si no les importa por favor, sin llegar a grandes coaliciones como Alemania, solucionen nuestros problemas, la gente no soporta el partidismo.”

Partiendo desde lo que no es posible, recabar el apoyo del PSOE para una Gran Coalición, ni para que haya PP cuatro años más, tanto por activa como por pasiva. Y dado que el requisito de sustitución de Rajoy que exige Ciudadanos, se antoja a día de hoy inviable. Como ya dije públicamente a una semana de las elecciones o hacemos de un problema una oportunidad, o iremos a terceras elecciones. Entre los índices de calidad de la democracia existe un parámetro que es el consenso, en nuestro país existe la necesidad de consensuar lo fundamental, a mayor consenso, mayor estabilidad y a mayor estabilidad, más progreso y riqueza. Como no es posible una legislatura de cuatro años con Rajoy a la cabeza, acordemos una legislatura corta de entre 9 y 18 meses máximo, en el que se prorrogue el actual gobierno con una abstención nuestra que valga su peso en oro. Esto es, con el encargo de desarrollar 7 pactos fundamentales, de en común acuerdo entre las cuatro fuerzas políticas principales de este País (PP, PSOE, UP y CDS). Los 7 elementos estructurales sobre los que se podría reformar, consensuar y blindar, con la misma importancia, para generar prosperidad son: -Mercado de Trabajo y Pensiones;-Educación; -Reforma Constitucional y Regeneración Democrática; -Blindaje del Estado Bienestar y Derechos Sociales; -Recursos Energéticos y Naturales; -Mercado Financiero; -Actividad Empresarial y Emprendedora.

No se nos puede pedir que seamos cómplices de las políticas del PP, aunque si se nos puede convocar junto con Ciudadanos y Unidos Podemos, como dice José Félix Tezanos, a los segundos Pactos de la Moncloa. Ese corto periodo de tiempo, para consensuar, le da la opción tanto al PP como al PSOE de realizar una adecuada renovación, con las debidas garantías y convocar unas elecciones, tras unos acuerdos de Estado y una Reforma Constitucional, esta última tiene aparejada por norma la disolución de las cortes y nueva convocatoria. Y por tanto una salida digna a Mariano Rajoy y a Pedro Sánchez. El líder autentico, convierte un problema en una oportunidad, y una oportunidad en un regalo. Para mí el mejor regalo que nos podríais hacer, es que os pusieseis de acuerdo. Para ello, hay que dejar atrás fantasmas del pasado y centrarse en resolvernos los problemas a los que somos gente. Estamos muy necesitados de estabilidad, para que haya más trabajo y prosperidad, sin lo primero no hay lo segundo. No olvidéis que para esto os hemos puesto ahí, para que busquéis soluciones sencillas a los problemas complejos.

Fdo.: Sergio Cebolla de Ávila

Miembro del Comité Director del PSOE de Andalucía.

Candidato a la Secretaria General del PSOE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s