Home

 

Cuando se llega a un País extraño, se tienen problemas más importantes que atender que pararse en aparentemente pormenores jurídicos, problemas tales como no saber donde se va a dormir esa noche, no poder acceder a una vivienda en el mercado por falta de solvencia económica, de estabilidad de los ingresos o de justificación de los mismo. Esto propicia que las condiciones que se imponen a los futuros inquilinos sean difíciles de cumplir, sobre todo para quienes se dedican a sectores productivos como la construcción, la hostelería, agricultura y el servicio domestico donde prevalece la económica sumergida y la inestabilidad laboral. A esto hay que unirle que salen al mercado alojamientos muy precarios que la población del sitio nunca alquilaría y en los cuales el único objetivo del propietario o del que arrienda es obtener pingues beneficios por una mercancía en cuya conservación no invierten nada. Más aún, la discriminación que se sufre por pertenecer a un determinado colectivo por parte de los propietarios, comunidades de vecinos y agencias.
Cuando te digan “…tengo un amigo que alquila habitaciones…y a ti  te la alquilaría” que debes saber y que debes hacer…muy sencillo preguntar: ¿tu amigo es propietario de la vivienda o es inquilino o arrendatario y alquila las habitaciones de un piso que no es suyo?…generalmente el amigo que te ha recomendado a ese otro no sabrá la respuesta, por lo que deberás formularla de nuevo cuando estés frente a él…tu amigo incluso te insistirá que por tanto dinero te la alquila que no seas tal o cual cosa… o no que no insistas en tecnicismos si importancia y que aproveches la oportunidad que te brinda…no tengas miedo haz la pregunta, alguien dijo una vez “Si tuviera 8 horas para talar un árbol emplearía 6 en afilar el hacha” revisa con todos y cada uno de los pormenores dedícale el tiempo necesario para decidir te saldrá barato y te ahorrará futuros problemas, verás porque lo digo…
Si la habitación te la pretende alquilar un inquilino te debe enseñar el contrato original que tiene suscrito con el dueño o propietario de la vivienda, en España el subarriendo es el arrendamiento que realiza el inquilino de una parte de la vivienda de la que disfruta y que a su vez ha alquilado al propietario. y está prohibido como norma general, salvo autorización expresa por escrito del propietario, a saber: Artículo 8 de la vigente ley de Arrendamientos Urbanos en España. “Cesión del contrato y subarriendo
1. El contrato no se podrá ceder por el arrendatario sin el consentimiento escrito del arrendador. En caso de cesión, el cesionario se subrogará en la posición del cedente frente al arrendador.
2. La vivienda arrendada sólo se podrá subarrendar de forma parcial y previo consentimiento escrito del arrendador. El subarriendo se regirá por lo dispuesto en el presente Título para el arrendamiento cuando la parte de la finca subarrendada se destine por el subarrendatario a la finalidad indicada en el artículo 2.1.(es decir, satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario). De no darse esta condición, se regirá por lo pactado entre las partes.
El derecho del subarrendatario se extinguirá, en todo caso, cuando lo haga el del arrendatario que subarrendó.
El precio del subarriendo no podrá exceder, en ningún caso, del que corresponderá al arrendamiento…”
Por cesión del contrato se entiende la transmisión que realiza el propietario de los derechos y deberes que comporta su contrato de arrendamiento a una tercera persona.
El inquilino sólo puede subarrendar una parte de la vivienda y tan sólo por el tiempo que dure su propio contrato de alquiler, sin que el importe del subarriendo pueda superar el de la renta que el inquilino esté abonando.

En ambos casos, tanto en la cesión como en el subarriendo, es necesario que el propietario preste su consentimiento por escrito.

En los contratos tipo las clausulas tipo suelen decir lo siguiente:” …DUODÉCIMA.- Cesión y subarriendo. Será aplicable el régimen establecido en el artículo 8artículo.8 LAU de la LAU..” o puede que diga: “… SEGUNDA.- El piso arrendado es la vivienda sita en…, y que se destinará para uso exclusivo de vivienda de la arrendataria y de su familia, con exclusión de todo otro uso, y no podrá por consiguiente, cederlo, realquilarlo o subarrendarlo, en todo ni en parte, ni alojar en él a huéspedes sin permiso escrito del propietario.. ” por lo que cuando os enseñen el contrato original e identifiquéis este tipo de clausulas sabréis que no podéis alquilar o subarrendar una habitación sino lo autoriza expresamente el dueño del piso o vivienda objeto del futuro arrendamiento. De hacerlo el Contrato es nulo de pleno derecho, ya que inquilino no tiene cedidas las facultades de subarriendo y no puede ejercerlas. Este tipo de problemas se pueden salvar, introduciendo una clausula en los contratos que autorice al arrendatario o inquilino a subarrendar parte de la vivienda…en los términos que se pacten.
Qué consecuencias puede tener la realización de un contrato nulo, imagina por un momento que estas irregular, desde un punto de vista administrativo, y el propietario se entera que su inquilino esta alquilando habitaciones sin su consentimiento y ganando dinero a su costa, podría llamar a la policía para que identificaran a todos los que están en su casa ya que él no ha autorizado ningún subarriendo de habitaciones. Y la maquinaria empieza a funcionar, detenciones, órdenes de expulsión, etc. con todo lo que implica…Problemas futuros para ejercer el arraigo…También problemas porque no tienes por escrito contrato de alquiler para empadronarte…y como consecuencia no poder acceder a los servicios sanitario al ser un requisito legal de la vigente ley de extranjería y poder acreditar tu estancia en España mediante certificado expedido por el Padrón Municipal, documento que te sirve para procedimientos de en los que hay que acreditar la permanencia continuada en el territorio. Hubiera sido tan sencillo como haber invertido cinco minutos en pedir y leer el contrato principal entre el propietario y el “amigo de tu amigo” que te ofrece alquilar una habitación
En España el desconocimiento de la Ley no exime de su cumplimiento, pero ya si lo haces no puedes decir que no lo sabías ni como consuelo moral y recuerda“Si tuviera 8 horas para talar un árbol emplearía 6 en afilar el hacha”
Screenshot_2014-02-08-22-44-14-1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s